Y la fiesta de 2010 será en Sudáfrica

XVI Festival de Cultura Negra de Bogotá
diciembre 30, 2009
Afrocolombianos
enero 12, 2010

Y la fiesta de 2010 será en Sudáfrica

Campeonato Mundial de Fútbol

Sudáfrica estuvo a punto de adjudicarse la organización de la Copa Mundial de la FIFA 2006. Al final, Alemania le arrebató el ansiado premio por 12 votos a 11 y organizó un excelente certamen. La ajustadísima derrota dejó abatidos a los sudafricanos, que, no obstante, aceptaron con elegancia la decepción.

De hecho, la FIFA consideró que la candidatura de Sudáfrica para la Copa Mundial de la FIFA 2006 era pareja a la de Alemania y mejor que las que habían presentado dos de los pesos pesados del fútbol, Brasil e Inglaterra.

Con callada decisión y renovada energía, el Comité de la candidatura sudafricana se sacudió el polvo y, en diciembre de 2002, notificó a la FIFA su intención de pugnar por la organización de la Copa Mundial de la FIFA 2010.

El 30 de mayo de 2003, el Gobierno sudafricano y la Asociación Sudafricana de Fútbol avalaron la candidatura ante la FIFA y reafirmaron así la intención del país de organizar el acontecimiento.

La candidatura se dio a conocer con una invitación a los miembros del Comité Ejecutivo de la FIFA para que asistieran a los actos de presentación nacionales e internacionales. Ademán, durante 2003 se celebraron varias reuniones con el Presidente de la FIFA, Joseph S. Blatter.

La presencia en varias exposiciones internacionales sobre fútbol constituyó uno de los elementos importantes de la promoción de la candidatura, al tiempo que Sudáfrica se aseguraba el apoyo del Comité Organizador Local de Alemania 2006.

El mensaje de Sudáfrica era simple pero convincente. Poseía los mejores estadios de África; muchos de ellos en pleno funcionamiento, otros con necesidad de reformas y algunos nuevos. El país contaba con un firme respaldo comercial de empresas internacionales punteras, la economía más próspera y estable del continente africano, un sector de los medios de comunicación altamente desarrollado y el apoyo incondicional de millones de sudafricanos.
Además, Sudáfrica poseía una amplia y contrastada experiencia en la organización de acontecimientos deportivos internacionales, tras haber albergado la Copa Mundial de Rugby de la IRB 1995, la Copa Africana de Naciones de la CAF 1996, los Campeonatos Mundiales de Atletismo de la IAAF 1998, los Juegos Panafricanos 1999 y la Copa Mundial de Cricket del ICC 2003.

Los premios Nobel sudafricanos Nelson Mandela, Desmond Tutu y Frederik Willem de Klerk se movilizaron para recabar el respaldo a la candidatura de Sudáfrica para la Copa Mundial de la FIFA 2010, que el Presidente Thabo Mbeki abrazó como parte de una estrategia para el nuevo despertar de África.
Las estrellas africanas Abedi Pelé, George Weah, Roger Milla, Kalusha Bwalya y Philemon Masinga colaboraron como embajadores de la candidatura, mientras que Lucas Radebe, Jomo Sono, Ace Ntsoelengoe y Gary Mabbutt ayudaron en su promoción.

En Sudáfrica se celebraron partidos internacionales de primera línea para demostrar que el país estaba capacitado para organizarlos. Inglaterra, encabezada por David Beckham, disputó un encuentro en Durban en mayo de 2003. En los días previos al choque, el entonces capitán de la selección inglesa expresó su respaldo a la candidatura sudafricana.

Un grupo de inspección de la FIFA, encabezado por Jan Peeters, Presidente de la Asociación Belga de Fútbol, otorgó a Sudáfrica la puntuación más alta de los cinco países africanos que optaban a albergar el certamen. Tras sus visitas de evaluación, el grupo de inspección concluyó que Sudáfrica estaba capacitada para organizar una Copa Mundial de la FIFA “excelente”.

Tras miles de horas de vuelo por todo el mundo, cientos de horas de reuniones y una frenética promoción, el Comité de la candidatura de Sudáfrica viajó a Zúrich en mayo de 2004 para conocer el nombre del país organizador de la Copa Mundial de la FIFA 2010.

Sudáfrica realizó su presentación final ante el Comité Ejecutivo de la FIFA en la víspera de la votación del 15 de mayo. Nelson Mandela se refirió al “compromiso y dedicación” del equipo sudafricano, y el Presidente Mbeki declaró con vehemencia que “el momento de África” había llegado.

Irvin Khoza, máximo responsable del Comité de la candidatura, aseguró: “La Copa Mundial de la FIFA 2010 nos permitirá contribuir al desarrollo, al futuro y a la esperanza de un pueblo sudafricano apasionado por el fútbol”.
Abedi Pelé aseguró que la celebración de la Copa Mundial de la FIFA en Sudáfrica traería “el mayor de los beneficios al fútbol africano” y, en su discurso final de la presentación, el Director Ejecutivo del Comité, Danny Jordaan, declaró que la candidatura sudafricana estaba inspirada “en los recursos que radican en el seno más profundo de nuestro país”.

El día siguiente, 21 minutos después de las 12 del mediodía, el Presidente de la FIFA, Joseph S. Blatter, abrió un sobre blanco y reveló que, tras la votación de los 24 miembros del Comité Ejecutivo de la FIFA, Sudáfrica organizaría la Copa Mundial de la FIFA 2010.
Sudáfrica recibió 14 votos, mientras que Marruecos obtuvo diez y Egipto se quedó sin ninguno.

Deja un comentario