A los muertos (Ikús) o espíritus (Egguns) que nos rodean hay que tenerlos contentos y bien dispuestos, hay que respetarlos tanto como a los dioses (Orishas). La reverencia a los antepasados es uno de los pilares de las religiones africanas.

El coco (Obi) además de ofrenda y alimento de los muertos y Orishas es un medio para nuestra comunicación con ellos. Todos los Orishas tienen derecho al coco por decisión de Obatalá, quien es la cabeza de Ocha, y es su dueño.

El coco constituye uno de los sistemas de adivinación de la religión Yorubá, los otros son los caracoles (Diloggun).

Lograr una buena comunicación con Eleggúa es un proceso que puede demorar más o menos,  lo cual dependerá de la práctica sistemática, del estudio de los aspectos generales, del rigor y la fe.

Los Santos Guerreros no son una “Lámpara de Aladino”, aunque podría serlo. Los guerreros pueden facilitar el alcance de lo que por nuestro Aché nos corresponde o no querían brindar los Orishas, eliminando de nuestro camino los males que se interpongan para el logro del bien. Para obtener esto es necesario no hacer el mal y tratar de estar siempre Iré.

Pedirle a los guerreros ventura que están fuera de nuestro alcance en la vida real podría perderse la fe y esto conduce a la apatía y la incredulidad. Se puede pedir, pero son los Orishas los llamados a conceder o no.

¡¡¡No pregunte lo que ya sabe!!!
noviembre 19, 2016
IBEJI

Lectura de los cocos

A los muertos (Ikús) o espíritus (Egguns) que nos rodean hay que tenerlos contentos y bien dispuestos, hay que respetarlos tanto como a los dioses (Orishas). La reverencia […]